Regulación de los procesos arrendaticios y nueva normativa de recurso de casación en materia arrendaticia

El Preámbulo 5 de la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) establece la competencia para conocer las controversias en los procesos arrendaticios, la cual corresponde al Juez de Primera Instancia del lugar donde se encuentre situada la finca urbana. Asimismo, se regulan las condiciones en las que el arrendatario puede enervar la acción en los desahucios promovidos por falta de pago de cantidades debidas, así como la posibilidad de acumulación de acciones. Además, se introduce una novedad significativa en la regulación del recurso de casación en materia arrendaticia, el cual sólo será aplicable en sentencias dictadas en procesos seguidos por trámites del juicio de cognición, siempre y cuando las sentencias de primera y segunda instancia no sean conformes y la renta de los contratos se encuentre por debajo de los límites establecidos por ley.
articulo 5 lau

El preámbulo 5 de la Ley de Arrendamientos Urbanos trata sobre la regulación de los procesos arrendaticios, es decir, los procesos legales que se llevan a cabo en relación con los contratos de arrendamiento de vivienda o locales comerciales.

En este sentido, se establece que la competencia para resolver las controversias en estos casos corresponde al Juez de Primera Instancia del lugar donde se encuentra la propiedad en cuestión. Sin embargo, las partes también pueden acordar utilizar el procedimiento arbitral para solucionar sus conflictos.

Además, se regulan las condiciones en las que el arrendatario puede interponer una acción en caso de desalojo por falta de pago de las cantidades debidas. Asimismo, se introduce la posibilidad de recurrir a la casación en materia arrendaticia, lo que permitirá desarrollar una doctrina jurisprudencial sobre la materia en sede del Tribunal Supremo.

Regulación de los procesos arrendaticios y nueva normativa de recurso de casación en materia arrendaticia. Preámbulo 5 de la LAU.

  • La competencia para conocer de las controversias en materia arrendaticia corresponde al Juez de Primera Instancia del lugar donde está situada la finca urbana.
  • Las partes en la relación jurídica pueden pactar la utilización del procedimiento arbitral para solucionar conflictos.
  • La tramitación de los procesos arrendaticios se defiere al juicio de cognición, con excepción de los casos de juicio de desahucio y juicio verbal en los que se ejecuten acciones para determinar rentas o importes que deben abonarse al arrendatario.
  • Se establecen las condiciones en las que el arrendatario puede enervar la acción en desahucios promovidos por falta de pago de cantidades debidas.
  • Se regula la acumulación de acciones en los casos en que se funden en hechos comunes y se dirijan contra el mismo arrendador.
  • Se permite el ejercicio acumulado y simultáneo de la acción de resolución del contrato y la reclamación de cantidades adeudadas en caso de resolución del contrato por falta de pago.
  • Se establece la regulación del recurso de casación en materia arrendaticia.

FAQs del Preámbulo 5 de la LAU

  1. ¿Qué competencia tiene el Juez de Primera Instancia para conocer de las controversias arrendaticias?

    El Juez de Primera Instancia tiene competencia para conocer de las controversias arrendaticias en el lugar donde se encuentre la finca urbana.

  2. ¿Las partes en una relación arrendaticia pueden pactar la utilización de un procedimiento arbitral para resolver conflictos?

    Sí, las partes en una relación arrendaticia pueden acordar utilizar un procedimiento arbitral para resolver conflictos.

  3. ¿Qué tipo de juicio se utiliza en los procesos arrendaticios?

    Los procesos arrendaticios se tramitan por medio del juicio de cognición, salvo en los casos de ejecución de acciones para determinar rentas o importes debidos por el arrendatario, que se tramitan por el juicio verbal.

  4. ¿Cuáles son las condiciones en las que el arrendatario puede enervar la acción en un desahucio por falta de pago?

    El arrendatario puede enervar la acción en un desahucio por falta de pago si cumple con las condiciones establecidas en la ley. Esta regulación precisa las posibilidades de enervación y rehabilitación contenidas en el texto refundido de 1964.

  5. ¿Qué es el recurso de casación en materia arrendaticia y cuáles son sus características?

    El recurso de casación en materia arrendaticia es un recurso que permite al Tribunal Supremo elaborar una doctrina jurisprudencial en materia arrendaticia. Sólo serán susceptibles de este recurso las sentencias dictadas en los procesos seguidos por el juicio de cognición, siempre que las sentencias de primera y segunda instancia no sean conformes, y la renta de los contratos se encuentre por debajo de los límites establecidos por ley.

Texto Original

5

En la regulación de los procesos arrendaticios se establece que la competencia para conocer de las controversias corresponde, en todo caso, al Juez de Primera Instancia del lugar donde esté sita la finca urbana, excluyendo la posibilidad de modificar la competencia funcional por vía de sumisión expresa o tácita a Juez distinto.

Esto no obsta para recordar la posibilidad de que las partes en la relación jurídica puedan pactar, para la solución de sus conflictos, la utilización del procedimiento arbitral.

La tramitación de los procesos arrendaticios se defiere al juicio de cognición, haciendo salvedad expresa de los supuestos de aplicación del juicio de desahucio y del juicio verbal cuando se ejecuten, en este último caso, acciones para determinar rentas o importes que corresponda abonar al arrendatario.

Se regulan, asimismo, las condiciones en las que el arrendatario podrá enervar la acción en los desahucios promovidos por la falta de pago de cantidades debidas por virtud de la relación arrendaticia. Esta regulación matiza de forma significativa las posibilidades de enervación y rehabilitación contenidas en el texto refundido de 1964.

En los supuestos de acumulación de acciones se ha establecido, junto a la regulación tradicional, la posibilidad de acumulación que asiste a los arrendatarios cuando las acciones ejercitadas se funden en hechos comunes y se dirijan contra el mismo arrendador. También se permite a éste en los supuestos de resolución del contrato por falta de pago, el ejercicio acumulado y simultáneo de la acción de resolución del contrato y la reclamación de las cantidades adeudadas.

Por último, y como novedad más significativa de la ley en materia procesal, se establece la regulación del recurso de casación en materia arrendaticia por entender que la materia, dada su importancia y la trascendencia de los cambios normativos que esta norma introduce, debe poder ser objeto de una doctrina jurisprudencial elaborada en sede del Tribunal Supremo. Como notas más características del recurso de casación pueden señalarse las siguientes: sólo serán susceptibles de dicho recurso las sentencias dictadas en los procesos seguidos por los trámites del juicio de cognición, siempre que las sentencias de primera y segunda instancia no sean conformes, y la renta de los contratos se encuentre por debajo de los límites que por ley se consagran.

Artículos LAU – Ley de Arrendamientos Urbanos

Total
0
Shares