La fianza arrendaticia en la Ley de Arrendamientos Urbanos

El Preámbulo 4 de la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) se refiere al carácter obligatorio de la fianza arrendaticia, que se mantiene tanto en los arrendamientos de vivienda como en los de uso distinto. La cuantía de la fianza se fija en una o dos mensualidades de renta, dependiendo del tipo de arrendamiento. Además, se permite a las Comunidades Autónomas regular el depósito obligatorio de la fianza en su propio favor, ya que los rendimientos generados por estos fondos son una fuente importante de financiación de sus políticas de vivienda.
fianza arrendaticia

El preámbulo 4 de la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) se refiere a la fianza arrendaticia, que es un dinero que el arrendatario debe entregar al arrendador como garantía por posibles daños o falta de pago de la renta. La fianza es obligatoria, lo que significa que el arrendatario no puede negarse a entregarla, y su cuantía depende del tipo de arrendamiento: en el caso de arrendamientos de vivienda, la fianza es una mensualidad de renta, mientras que en arrendamientos para usos distintos (como locales comerciales) es dos mensualidades de renta.

Además, la ley permite que las Comunidades Autónomas con competencias en materia de vivienda regulen el depósito obligatorio de la fianza en su favor. Esto significa que, en lugar de entregar el dinero directamente al arrendador, el arrendatario puede depositarlo en un fondo administrados por la Comunidad Autónoma, que utilizará esos fondos para financiar sus políticas de vivienda.

Fianza arrendaticia o de alquiler

  • La fianza arrendaticia es obligatoria tanto en arrendamientos de vivienda como en arrendamientos para usos distintos.
  • La cuantía de la fianza se fija en una o dos mensualidades de renta, dependiendo del tipo de arrendamiento.
  • Las Comunidades Autónomas con competencias en materia de vivienda pueden regular el depósito obligatorio de la fianza en su favor, ya que los rendimientos generados por estos fondos son una importante fuente de financiación para sus políticas de vivienda.

FAQs Fianza arrendaticia en la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU)

  1. ¿Qué es la fianza arrendaticia?

    La fianza arrendaticia es un importe de dinero que se pide al arrendatario como garantía en caso de incumplimiento de sus obligaciones durante el contrato de arrendamiento.

  2. ¿Es obligatoria la fianza arrendaticia?

    Sí, tanto para contratos de arrendamiento de vivienda como para contratos de arrendamiento de uso distinto a la vivienda (como locales de negocio, segundas residencias, etc.), la fianza arrendaticia es obligatoria.

  3. ¿Cuál es la cuantía de la fianza arrendaticia?

    La cuantía de la fianza arrendaticia se establece en una o dos mensualidades de renta, dependiendo si se trata de un contrato de arrendamiento de vivienda o de uso distinto.

  4. ¿Pueden las Comunidades Autónomas regular el depósito de la fianza arrendaticia?

    Sí, la ley permite que las Comunidades Autónomas con competencias en materia de vivienda regulen el depósito obligatorio de la fianza arrendaticia en favor de la propia Comunidad. Esto se hace porque los rendimientos generados por estos fondos son una importante fuente de financiación para las políticas autonómicas de vivienda.

Texto Original Preámbulo 4

4

La fianza arrendaticia mantiene su carácter obligatorio, tanto en vivienda como en uso distinto, fijándose su cuantía en una o dos mensualidades de renta, según sea arrendamiento de vivienda o de uso distinto. Al mismo tiempo se permite a las Comunidades Autónomas con competencias en materia de vivienda que regulen su depósito obligatorio en favor de la propia Comunidad, ya que los rendimientos generados por estos fondos se han revelado como una importante fuente de financiación de las políticas autonómicas de vivienda, que se considera debe de mantenerse.

Artículos de la Ley de Arrendamientos Urbanos

Total
0
Shares