Los jóvenes, cada vez más lejos del mercado de la compraventa: sólo el 26% de los menores de 29 años son propietarios de una vivienda

jovenes vivienda

El último informe de Fotocasa Research revela cuál es la situación de los jóvenes respecto a la compra de su primera vivienda: ¿por qué quieren ser propietarios y qué les frena a la hora de conseguir su objetivo?

Es una realidad difícil de creer viendo la situación precaria e inestable en la que se encuentran la mayoría de ellos, pero los jóvenes de entre 18 y 34 años conforman el perfil más activo en el mercado residencial español. Esta es una de las principales conclusiones a las que han llegado los expertos de Fotocasa Research en el estudio Los jóvenes y el mercado de la vivienda en 2021.

Según el informe, el 42% de las personas de entre 18 y 34 años realizó alguna acción en el mercado de la vivienda durante 2021. Es el único colectivo que ha mantenido el mismo nivel de actividad que en 2020 pese a la pandemia y que no ha renunciado a buscar una nueva vivienda para alquilar o comprar, principalmente por alguno de los siguientes motivos: mejorar su hogar actual (en el 35% de los casos), irse a vivir con su pareja (31%) o haber aceptado un trabajo en otra ciudad o país (21%). 

Este dinamismo es bastante admirable teniendo en cuenta que, desde el estallido de la burbuja inmobiliaria en 2008, los jóvenes españoles se han visto obligados a retrasar su edad de emancipación. De hecho, hoy en día, el 40% de los menores de 35 años aún vive con sus padres y el 39,5% de los menores de 25 años está en situación de desempleo (más del doble de la media europea).

Actualmente, el 59% de los jóvenes que deciden emanciparse se decanta por el alquiler. No es una decisión que la mayoría de ellos tome por gusto, sino más bien por “descarte” y porque “su situación económica les impide comprar”. Como se apunta en el estudio, al 70% de los menores de 35 años que vive en régimen de arrendamiento le gustaría poder comprarse su primera vivienda en los próximos cinco años. Sólo el 7% de los encuestados se conforma con el alquiler y ha eliminado la compraventa de vivienda de sus planes a corto, medio y largo plazo.

¿Por qué los jóvenes quieren ser propietarios de una vivienda?

Según el informe, desde el arranque de la crisis económica, se ha producido un descenso acelerado en el número de jóvenes propietarios: mientras que en 2008, el 54% de los menores de 29 años contaba con una vivienda a su nombre, en 2021 sólo el 26% goza de este privilegio.

Aunque hablamos de una generación más nómada que las anteriores, los jóvenes de hoy en día comparten ciertas similitudes con sus padres respecto a los motivos que les empujan a querer ser propietarios. De acuerdo con el estudio, el 48% de los encuestados que ha optado por comprar un inmueble a lo largo de este año lo ha hecho porque lo considera una inversión a largo plazo; el 40%, porque cree que poseer un activo inmobiliario es un seguro para el futuro, y el 37% porque considera que alquilar es una forma de tirar el dinero.

Fuente: Los jóvenes y el mercado de la vivienda en 2021, Fotocasa Research.

Los jóvenes, pero, no se conforman con cualquier vivienda. La mayoría de los entrevistados por Fotocasa Research prefiere adquirir una vivienda de obra nueva, principalmente porque no quiere acometer reformas en el inmueble. Además, aparte de que el precio encaje con su presupuesto, lo que más valoran de su nueva residencia es que tenga varias habitaciones, que disponga de servicios cerca, que cuente con terraza y que sea un activo energéticamente eficiente.

¿Qué frena la compra de una vivienda entre los menores de 35 años?

Lamentablemente, el elevado precio de las viviendas frena el deseo de muchos jóvenes a la hora de adquirir su primer inmueble. Hasta el 62% de los menores que ha buscado casa o piso, pero que no lo ha encontrado asegura que el problema está en dar con algo que encaje con su presupuesto inicial.

La escasez de oferta también es otro de los grandes problemas. El 48% de los entrevistados reconoce que no ha sido capaz de localizar una vivienda que se adapte a sus necesidades, y el 32% culpa a la falta de oferta en su zona de interés. Y es que las preferencias en cuanto a la ubicación no han variado mucho a lo largo de la última década: el 31% de los menores de 35 años inicia su búsqueda con la intención de permanecer en el mismo barrio y el 26% lo hace con el propósito de quedarse en el mismo pueblo o ciudad.

Otro freno que obliga a este colectivo a posponer la compra de su primera vivienda es la incapacidad para poder ahorrar. El 47% de los encuestados afirma que este es el principal motivo por el cual sigue viviendo de alquiler o en casa de sus padres. El proceso de compra también se ha alargado y los jóvenes tardan de seis meses a un año en encontrar el activo que buscan.

Por todas estas razones no es de extrañar que, cuando llega el momento de dar el paso, la gran mayoría de ellos compre su primer inmueble con una media de 28,5 años y más de la mitad lo haga acompañado de su pareja y en régimen de copropietario.

Fuente: Los jóvenes y el mercado de la vivienda en 2021, Fotocasa Research.

Es por ello que iniciativas como la de Mi Primera Vivienda o el Bono Joven son tan necesarios en estos momentos.

Total
1
Shares
Related Posts