Trámites para vender tu piso: ¿ya sabes qué documentación debes aportar?

¿Quieres vender tu vivienda y no sabes qué documentos tienes que proporcionar de forma obligatoria al comprador? En este artículo repasamos los trámites necesarios para realizar esta operación inmobiliaria.
vender tu piso

Ya has tomado la decisión, pero tienes dudas sobre los trámites que deberás llevar a cabo para vender tu piso. A continuación, te ofrecemos un listado con la documentación que tendrás que aportar durante el proceso de compraventa de tu vivienda.

1. Documentos de la vivienda

a) Nota simple del Registro de la Propiedad

La nota simple es un documento que solicitan el comprador y el notario antes de la firma del contrato de compraventa. Sirve para comprobar que los datos sobre la titularidad, las características de la vivienda y las cargas o deudas son los correctos, y puedes conseguirlo online en la web del Colegio de Registradores de la Propiedad por 9 euros aproximadamente y en un plazo de 24-48 horas.

b) Certificado de eficiencia energética

En este documento aparecen los datos sobre el consumo y la eficiencia energética de tu inmueble. Es un certificado obligatorio en España desde 2013 que se necesita para anunciar una vivienda en cualquier portal inmobiliario y también en el momento de la firma de la compraventa.

Para conseguirlo, deberás contratar los servicios de un técnico autorizado. El coste del trámite dependerá de la localidad en la que esté ubicado tu inmueble, los metros cuadrados y el profesional al que acudas, pero, en general, supera los 100 euros. Pídelo con tiempo, porque suele expedirse en un período de entre uno y siete días.

c) Cédula de habitabilidad

La cédula de habitabilidad acredita que tu propiedad cumple con los requisitos legales para ser habitada; es obligatoria en Asturias, Baleares, Cantabria, Cataluña, la Comunidad Valenciana, Extremadura, La Rioja, Murcia y Navarra, y tiene una vigencia de entre cinco y 15 años. 

Puedes conseguirla en la Oficina de la Vivienda de tu municipio o en el ayuntamiento. Antes, pero, deberás contratar un técnico colegiado que analice tu casa y envíe la documentación a la administración correspondiente. El coste del trámite es de unos 100 euros y el proceso puede durar entre 30 y 90 días.

d) Escritura de compraventa

Busca entre la documentación que ya tienes en casa, porque la escritura de compraventa es el contrato que firmaste cuando adquiriste la vivienda que ahora quieres vender.

2. Documentación del edificio y de la comunidad

a) Certificado de inspección técnica del edificio (ITE)

La ITE certifica la estructura general y la habitabilidad del edificio o bloque donde se encuentra tu vivienda. Normalmente, debe tramitarse cuando el edificio supera los 15 años de antigüedad, aunque esto varía según cada comunidad autónoma.

Lo necesitarás para la negociación y durante el proceso de compraventa, y es un documento gratuito si lo solicitas al presidente de tu comunidad de vecinos o, en el caso de una vivienda unifamiliar, puede llegar a costarte entre 60 y 200 euros, dependiendo de las dimensiones del inmueble y del técnico que contrates.

b) Certificado de deuda cero con la comunidad

Este certificado de deuda cero garantiza al comprador que no tienes gastos de comunidad impagados. Puedes solicitarlo al presidente de tu comunidad de vecinos una o dos semanas antes de la fecha de la firma del contrato. 

Importante: una vez hayas formalizado la venta del inmueble, debes notificar el cambio de titularidad por escrito al secretario de la comunidad o al presidente para desvincularte de las deudas que pueda contraer el nuevo propietario.

3. Comprobantes de pago y certificado de deuda cero

a) Recibo de pago del IBI

Es imprescindible demostrar que también estás al día con el pago del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI), un tributo que pagan todos los propietarios por ser dueños de una vivienda.

En este caso sólo deberás aportar las facturas domiciliadas del banco con este concepto durante la negociación y la firma del contrato de compraventa.

b) Últimas facturas pagadas de suministros

Junto con la factura del IBI tendrás que llevar contigo las facturas de los últimos recibos de la luz, el agua y el gas para dejar constancia de que está todo pagado y en orden. Si no los tienes, puedes solicitarlos a tu compañía, aunque la espera puede alargarse hasta los siete días.

c) Certificado de deuda cero para cancelar la hipoteca

Este documento lo emite tu entidad bancaria y certifica que tu hipoteca está completamente pagada en aquellos casos en los que todavía no se ha hecho la cancelación en el Registro. En ocasiones, tu banco puede cobrarte hasta 100 euros por realizar este trámite.

¿No has terminado de pagar la hipoteca? En este caso, puedes liquidar la deuda con el importe de la compraventa del piso. Para ello tienes que aportar un certificado de deuda pendiente.

Otros documentos opcionales para vender tu vivienda

Aparte de los nueve trámites para vender tu piso que acabamos de mencionar, puede que, a petición del comprador, tengas que hacer unas gestiones extra para conseguir cierta documentación que te ayude a acelerar el proceso de venta y a facilitar la negociación.

El primero de ellos es el contrato de arras. Como explicamos en este artículo, se trata de un documento que establece un acuerdo entre el vendedor y el comprador, y que suele determinar una fecha en la que se efectuará la transmisión de la vivienda.

El segundo trámite que puede que tengas que hacer es conseguir los planos de la vivienda. Aunque es poco probable que un notario te los pida, es posible que tu agente inmobiliario quiera publicarlos junto con imágenes y otros detalles del inmueble para llamar la atención y despejar dudas entre compradores potenciales.

Por último, si vives en un complejo residencial o en un bloque de pisos, es probable que existan estatutos de la comunidad de propietarios. En este documento se establecen ciertos deberes y derechos que el comprador querrá conocer durante el proceso de negociación.

Total
0
Shares