Agencias negociadoras: a quién acudir cuando las deudas aprietan

agencia negociadora

La crisis provocada por la pandemia ha vuelto a poner en una situación complicada a miles de familias y profesionales autónomos en nuestro país. Es por eso que cada vez más personas recurren a los servicios de las agencias negociadoras.

¿Qué es una agencia negociadora?

Una agencia negociadora es una compañía formada por expertos en los ámbitos jurídico y financiero que tiene como objetivo ayudar a particulares y a autónomos a liquidar deudas con cualquier tipo de institución.

Son empresas que ponen a disposición de sus clientes a profesionales que analizan cada caso en detalle para encontrar la forma más viable de superar una situación de sobreendeudamiento fruto, por ejemplo, de irregularidades o de cláusulas y condiciones abusivas.

De hecho, son agencias especializadas en el arte de la negociación, totalmente capacitadas a la hora de decidir si conviene cerrar el trato o, por el contrario, es preferible llevar el caso a juicio para defender los derechos de sus clientes.

¿Cuánto cobra una agencia negociadora?

Las agencias negociadoras suelen cobrar un porcentaje fijo sobre el total de la deuda del cliente, en concepto de honorarios, para cubrir todos los gastos que acarrean sus actividades: trámites, documentación, traslados, etc.

Además, estas empresas también se llevan un porcentaje de éxito cuando logran una reducción de la deuda del cliente o cuando consiguen que al deudor se le reconozca como víctima de un interés o de una comisión abusiva.

Los 3 perfiles de cliente más habituales de una agencia negociadora

Las personas que normalmente recurren a una agencia negociadora para superar su situación de sobreendeudamiento suelen pertenecer a uno de estos tres grupos:

1. Familias endeudadas con crédito fácil

Aquí englobamos a todas aquellas familias que han gastado por encima de sus ingresos y que, para continuar con este ritmo de consumo, han solicitado pequeños créditos personales o han hecho un uso abusivo de tarjetas de crédito. Cuando la situación se les complica y las deudas empiezan a acumularse, acuden a una agencia negociadora.

2. Víctimas de la crisis económica

En este caso, se trata de personas que, por haber perdido el trabajo o por otras circunstancias relacionadas con el contexto económico actual, han caído en el impago. Son clientes que acumulan deudas con la Administración o que no pueden acabar de pagar su hipoteca. 

3. Personas que quieren reunificar sus deudas

Por último, los interesados en refinanciar y reunificar deudas (hipotecas, préstamos personales, etc.) para que sus cuotas mensuales disminuyan también solicitan a menudo los servicios de una agencia negociadora.

Reunificación de deudas: una opción con ventajas y algún inconveniente

Como acabamos de ver, por ejemplo, en el tercer perfil de cliente, muchas veces se acude a una agencia negociadora para reunificar deudas y pagar una sola cuota con un porcentaje de interés fijo.

A pesar de que es una operación que se puede acordar directamente con la entidad bancaria, es más recomendable que se gestione a través de una agencia negociadora para conseguir una reducción de la cuota mensual superior al 50%

Asimismo, la reunificación de deudas puede acarrear algún que otro inconveniente. Uno de ellos es que el plazo de devolución de la deuda global suele aumentar de forma considerable, lo que puede disparar el coste final de la operación en concepto de intereses.

En este sentido, si te has planteado optar por la reunificación de deudas y necesitas la ayuda de una agencia negociadora, debes buscar una entidad especializada que te ofrezca un estudio financiero personalizado para determinar si tus deudas son negociables.

Además, si superas esta primera fase, la agencia negociadora debe ser capaz de elaborar un plan de liquidación, proporcionarte todos los detalles e información sobre beneficios y riesgos y, por supuesto, acompañarte en cada etapa del proceso como intermediaria.

Total
0
Shares