Compras de chalets en auge con el coronavirus

chalet

La pandemia ha rejuvenecido las villas y el interior. El Colegio de Registradores ha puesto cifras el lunes a la sensación que tuvieron durante meses inmobiliarias y agencias, destacando en su registro estadístico que entre julio y septiembre, las viviendas unifamiliares representaron el 20,4% del total de las ventas. Un máximo histórico para este segmento.

El coronavirus es responsable de esta particular “mutación” de los bienes raíces. Con el auge de fenómenos como el teletrabajo y las restricciones a la movilidad, cada vez más españoles optan por casas grandes con espacios abiertos como jardines y piscinas. El análisis de los registradores refleja que la superficie media de las viviendas adquiridas en el tercer trimestre volvió a crecer (0,8%), alcanzando también máximos históricos: 101,7 metros cuadrados.

En el caso de las viviendas nuevas, la superficie media transferida es de 110,2 metros; en el caso de las casas usadas, de 100,25 metros cuadrados. Y si nos fijamos sólo en las operaciones con apartamentos, también destaca este mayor interés por los espacios amplios. Más de la mitad de las operaciones con apartamentos en el tercer trimestre (53,3%) fueron compras de casas de más de 80 metros cuadrados.

Estas dimensiones son difíciles de encontrar en las grandes ciudades, como Madrid y Barcelona. Por eso, como informa ABC, en los últimos meses parte de la demanda se ha desplazado a zonas periféricas. El Colegio de Registradores destaca que la ciudad de Madrid aglutinó el 47,3% de las operaciones producidas en la provincia en el último trimestre. Sin embargo, a mediados de 2015, representaba el 57,7%. Una evolución similar a la experimentada por Barcelona, que en 2014 tenía un peso del 36,1% y ahora representa el 23,8% de las ventas.

“Los datos anteriores apuntan a una cierta inercia hacia la búsqueda de viviendas en los núcleos de población de menor densidad, pero deben ser confirmados en trimestres posteriores porque se trata de modificaciones en el modo de vida que suelen requerir un período de tiempo más o menos extenso, ya que son decisiones familiares y personales relevantes, y por lo tanto no suelen provocar reacciones inmediatas”, dijeron los registradores.

Desde un punto de vista general, las estadísticas del Colegio reflejan que la vivienda ya ha comenzado su particular recuperación. Tras un mal segundo trimestre, en el que las operaciones se desplomaron en un 42,2%, la compraventa de viviendas reflejó una caída de las ventas del 16,6% entre julio y septiembre, hasta 102.197 operaciones. En la vivienda nueva se registraron 22.269 ventas (un intenso crecimiento del 58,5% respecto al trimestre anterior), mientras que en la vivienda usada se registraron 79.548 operaciones, con un incremento trimestral del 27,8%.

Total
0
Shares
Related Posts