10 errores que cometen en la venta de un piso y que hacen perder dinero en la transacción inmobiliaria

agente inmobiliario

En cualquier transacción inmobiliaria, es inevitable que surjan problemas y burocracia en el camino. Puede ser que el vendedor negocie un precio justo por la casa o que el agente inmobiliario negocie con el vendedor los detalles del contrato. El agente inmobiliario es el que más a menudo se encuentra en el extremo receptor de estos contratiempos. Es habitual que el vendedor y el agente tengan expectativas diferentes en las negociaciones, lo que hace que el agente pierda el trato. Estos son algunos de los errores más comunes que cometen los agentes y que pueden costarles dinero.

1. Poner a la venta demasiado pronto

En un mercado de la vivienda tan acelerado, muchos vendedores ponen su casa en el mercado a toda prisa con la esperanza de conseguir su precio de venta. Sin embargo, esto puede ser una mala idea porque puede dar lugar a precios de venta más bajos y a una menor atención por parte de los compradores. El mejor momento para que una casa salga al mercado es cuando el mercado está estable y se le pisa los talones a un comprador. Este momento significa menos competencia de precios de otras propiedades y un público de compradores motivados.

vender mi piso

La mejor manera de determinar cuándo es el momento adecuado para poner su casa en el mercado es recurrir a un agente. Si un comprador y un vendedor trabajan juntos, un profesional inmobiliario con experiencia podrá ayudar a determinar cuándo es el mejor momento para vender. Los vendedores también pueden utilizar mercados en línea como Realtor.com para ayudar a determinar el mejor momento para poner su casa en venta.

2. No conocer las condiciones del mercado

Una de las cosas más importantes que puede hacer un agente inmobiliario es familiarizarse con las condiciones actuales del mercado de su zona. Esto puede hacerse a través de tarjetas de visita y referencias o explorando el mercado inmobiliario local los sábados, cuando la mayoría de los agentes no trabajan. El mercado inmobiliario puede cambiar drásticamente en poco tiempo, por lo que es importante estar al día de las tendencias actuales.

Uno de los errores más comunes de los agentes es no conocer las condiciones del mercado. Este es un gran error porque puede significar millones de dólares para el vendedor y el agente.

3. No mostrar las casas de la manera correcta

A menudo, la primera impresión que un comprador se lleva de una casa es a través de su exterior. Sin embargo, esta no es necesariamente la mejor manera de presentarse en una casa abierta o en una exposición. Aunque el interior de la vivienda es muy importante y el agente siempre debe ser lo primero, el exterior es una gran parte de la primera impresión. Esto significa mostrar las casas de la manera correcta.

presentacion piso para venta

La forma más adecuada de presentarse a una jornada de puertas abiertas o a una exposición es reunirse con el agente para repasar la casa. Esto puede hacerse a través de un amigo, que puede actuar como anfitrión, o a través de una aplicación de encuentro como Waze o Uber. De este modo se garantiza que el agente, que a menudo está ocupado dirigiendo la jornada de puertas abiertas, vea la casa del mismo modo que lo hará el comprador, es decir, a través del exterior.

4. Mostrar casas en el momento equivocado

Muchos agentes intentan apresurar sus listados mostrándolos a los compradores demasiado pronto. Esto puede ser una muy mala idea porque significa mostrar las casas a los compradores cuando no están listos para ellos. Esto significa mostrar las casas a personas que aún no están preparadas para la compra de una vivienda. Es común que las familias estén en proceso de comprar una casa por primera vez y que la gente esté alquilando para comprar su primera casa.

Al mostrar una casa, es importante saber quiénes serán los compradores. Esto se puede hacer preguntando a los vendedores, a otros agentes inmobiliarios o a amigos que estén en la misma situación. Una vez que conozca a los compradores, es importante elegir el momento adecuado para mostrarles la casa. Los compradores potenciales no necesitan ver la casa cuando están en proceso de comprar su primera vivienda o están alquilando.

5. Pujar demasiado bajo

Este es uno de los errores más comunes que cometen los agentes. Puede ser un error muy grave porque a menudo lo comete también el vendedor. A la hora de elegir un precio de venta o pedir un precio de venta, es importante elegir un precio razonable que sea lo suficientemente alto como para llamar la atención pero no tan alto como para que sea demasiado difícil de vender.

El precio de venta debe ser lo suficientemente alto como para llamar la atención, pero no tan alto como para que sea difícil de vender para el vendedor. El precio de venta es la parte más importante del proceso de venta porque es lo que determinará el precio de venta final. Un precio de venta demasiado bajo no conseguirá el mejor precio para el vendedor y no será tan rentable para el agente.

6. Ser demasiado agresivo

Una de las peores cosas que puede hacer un agente inmobiliario es ser demasiado agresivo en las negociaciones. Cuando un agente es agresivo, significa que no está siguiendo su contrato y las reglas de la industria inmobiliaria. También significa que el comprador no está pagando la totalidad del precio de venta, lo que puede dar lugar a demandas. Pedir demasiado poco o no seguir su contrato puede ser una muy mala idea y resultará en menos dinero para todas las partes.

Es importante recordar que los contratos inmobiliarios son redactados por el vendedor y el comprador antes de cerrar el trato. Los agentes inmobiliarios no pueden cambiar los términos del contrato ni negociar en su nombre. Es tarea del vendedor cambiar el contrato y del comprador no cambiarlo.

7. Dar malos consejos

Este es uno de los errores más comunes que cometen los agentes inmobiliarios y que pueden costarles dinero. Los agentes inmobiliarios están formados para ayudar tanto al comprador como al vendedor en cada paso del proceso de compra y venta. Los agentes no pueden dar malos consejos a una de las partes, es decir, no pueden decir al comprador que no compre una casa o que no pague el precio de venta.

Los agentes sólo pueden dar consejos si el comprador se los pide. Es importante que los agentes recuerden que no pueden dar malos consejos porque podrían costarles dinero. Si un comprador llama a un agente y le pide consejo, el trabajo del agente es dar ese consejo. Es un error hablar con el vendedor o no seguir las normas del contrato.

8. Hacer una mala oferta

Este es uno de los errores más comunes que cometen los compradores en las operaciones inmobiliarias. Los agentes inmobiliarios están formados para mostrar a los compradores las viviendas y ayudarles con sus ofertas. En este proceso, los agentes no pueden hacer una mala oferta por la vivienda.

Si un comprador quiere hacer una oferta por una casa, sólo se le permite hacer una oferta inferior al precio de venta. Al comprador no se le permite ofrecer por debajo del precio de venta y no se le permite hacer una oferta baja. Esto puede ser un error muy grave por parte de un comprador que no está siguiendo las reglas del contrato inmobiliario.

9. Olvidarse de negociar el contrato

contrato de arras

Muchos agentes se olvidan de que no son sólo agentes de venta, sino también de venta. Como se centran en la venta, no siempre dedican el mismo esfuerzo a la negociación del contrato que a la publicidad del anuncio. El contrato es la base de la transacción. Establece la norma para el resto de la transacción. La negociación del contrato comienza con la redacción de un contrato sólido y termina con la garantía de que la oferta y el contrato son correctos. Incluso si no es un agente inmobiliario con experiencia, puede negociar el contrato en nombre de su cliente. El contrato es un documento de dos caras y la oferta es la parte intangible del contrato. Puede negociar los términos de la oferta y la forma de transmitirla a su cliente. Asegúrese de que cualquier diferencia quede claramente expuesta en el contrato.

10. El comprador está listo para firmar pero el agente aún no se ha ocupado del cierre

planos piso

El agente inmobiliario del comprador se ha encargado de las negociaciones y de organizar las visitas, pero aún no se ha producido el cierre. El comprador está listo para firmar el contrato, pero el agente no ha gestionado el cierre. En este caso, el comprador debe intervenir y tomar el control de la situación. La firma del contrato es una obligación vinculante y requiere un acuerdo por escrito. El comprador debe escribir una carta al vendedor exigiendo que se firme el contrato y se intercambie el dinero antes de la firma de los documentos de cierre. Es útil que el comprador reúna los documentos que el vendedor necesitará para el cierre y los tenga listos para entregarlos al agente del vendedor cuando se produzca la firma.

Reflexiones finales

El mejor consejo para un agente es no ser el vendedor. Si un agente está interesado en vender su casa, debe ser él quien negocie el precio y los detalles del contrato. Como agente del comprador, tendrá una ventaja en las negociaciones y estará más preparado. Los agentes que tienen éxito en la negociación inmobiliaria lo más importante es la preparación. La preparación incluye investigar el mercado, conocer a su cliente y sus necesidades, saber qué buscar y qué evitar, y promocionar el anuncio. Todas estas son cosas que te preparan para la transacción, no para el proceso de vender una casa. Los agentes inmobiliarios que no se preparan siempre estarán en desventaja porque los vendedores siempre se están preparando para la transacción. La mejor manera de estar preparado es aprender de los errores que cometen otros agentes y ser consciente de las posibles trampas.

Conclusión

En este artículo, usted aprendió sobre los errores más comunes cometidos por los vendedores que les hacen perder dinero en su transacción inmobiliaria. Si bien es importante saber qué esperar y a qué prestar atención en una transacción inmobiliaria, es aún más importante saber cómo evitar esos errores. Saber qué esperar, qué evitar y qué hacer para que la transacción se desarrolle sin problemas hará más felices tanto al vendedor como al comprador y hará que el proceso de venta de una casa sea mucho menos estresante.

Total
9
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Related Posts
WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com