Crowdlending inmobiliario: definición, tipos de préstamos y beneficios

El crowdlending inmobiliario es el dinero prestado por un inversor a través de un mercado virtual para apoyar un proyecto inmobiliario que se va a realizar. El objetivo de este modelo es ofrecer una alternativa de financiación en cuanto a condiciones y tipos de interés, más accesible que la de las entidades bancarias tradicionales.
crowlending inmobiliario

¿Quieres sacar rentabilidad a tus ahorros invirtiendo en real estate? Ahora, con sólo 50 euros, puedes participar en proyectos de crowdlending inmobiliario. Descubre en qué consiste este nuevo modelo de financiación y cuáles son sus beneficios en este artículo.

¿Qué es el crowdlending inmobiliario?

El crowdlending es un modelo de financiación participativa que surgió tras la crisis económica de 2008, justo cuando los bancos empezaron a solicitar más garantías de lo que hasta entonces era habitual antes de conceder un préstamo.  

Los proyectos que se financian gracias al crowdlending cuentan con varios inversores que prestan dinero a una persona o empresa sin la mediación de una entidad bancaria tradicional.

La inversión se realiza de una manera rápida y sencilla a través de una plataforma virtual supervisada por organismos de control del sistema financiero. Este tipo de marketplaces analizan la solvencia del proyecto, velan por el cumplimiento de la ley y protegen a los prestamistas en caso de que se produzca cualquier problema.

A su vez, la devolución de la inversión se lleva a cabo según lo que marca el calendario de pagos, en cuotas mensuales a las que se les añade un tipo de interés fijo.

Gracias a Internet este modelo de financiación es, hoy en día, muy popular en diferentes sectores. En el caso del inmobiliario, se han creado comunidades online que ponen en contacto a particulares que quieren invertir y a compañías promotoras que necesitan financiación.

Los beneficios del crowdlending inmobiliario

A continuación, destacamos los principales beneficios del crowdlending inmobiliario.

Un negocio seguro y rentable

El crowdlending inmobiliario es una inversión muy segura y rentable. Siempre habrá un inmueble que avale la operación y los prestamistas pueden obtener muchos más intereses que si tienen sus ahorros parados en una cuenta bancaria. 

Además, hablamos de un negocio que funciona los 12 meses del año. Todas las estaciones son buenas para invertir en proyectos de crowdlending inmobiliario, especialmente en promociones de viviendas residenciales para la compraventa o el alquiler. 

Una oportunidad de diversificar tus inversiones con poco dinero

Por otro lado, este tipo de negocios son realmente interesantes si lo que quieres es diversificar tu cartera de inversiones en diferentes países y con proyectos inmobiliarios fiables. De esta manera, aunque uno de ellos no vaya como lo esperado, siempre tendrás otros proyectos que compensarán las pequeñas pérdidas.

Por último, para participar en un proyecto de crowdlending inmobiliario no hay que ser ni mucho menos rico. Ten en cuenta que existen comunidades online que te permiten invertir en bienes inmuebles con pequeñas cantidades de dinero, inferiores a los 100 euros.

Tipos de crowdlending inmobiliario

Entre los diferentes tipos de préstamos del sector inmobiliario que puedes encontrar, en este artículo ahondamos en dos de ellos: los préstamos con garantía hipotecaria y los préstamos de desarrollo inmobiliario.

Préstamos con garantía hipotecaria

En el crowdlending inmobiliario, no siempre se destina el capital obtenido a financiar la promoción de un inmueble. También se consideran de este tipo los préstamos que ofrecen como aval una propiedad inmobiliaria o garantía hipotecaria y que utilizan la financiación colectiva para ampliar capital o sufragar el coste de algún proyecto empresarial.

Préstamos de desarrollo inmobiliario

En este caso, sí que hablamos de proyectos en los que un promotor inmobiliario o una constructora solicita una cantidad determinada de dinero para levantar un inmueble, ya sea para uso residencial, industrial o comercial. 

El préstamo se irá devolviendo según lo establecido en el contrato, mediante cuotas mensuales o al finalizar la obra. Ahora bien, este tipo de préstamos suelen tener algún tipo de protección al inversor sólida, aunque no siempre sea una garantía hipotecaria.

¿Cuál es la diferencia entre crowdlending y crowdfunding?

Crowdfunding y crowdlending son dos formas de invertir y de obtener financiación bastante diferentes:

  • Las inversiones a través de crowdfunding tienen un riesgo elevado; sólo recuperas tu inversión si el proyecto tiene éxito y, además, el retorno del dinero se produce a largo plazo. En cambio, en el crowdlending el riesgo es mucho más bajo, ya que desde el primer mes el inversor recibe las cuotas acordadas y la posibilidad de impago es casi inexistente.
  • En el caso del crowdfunding los beneficios son variables y siempre dependerán del grado de éxito del proyecto. Como hemos visto, en proyectos de crowdlending los beneficios estarán vinculados a los intereses fijos que se hayan pactado al firmar el préstamo.
  • En el crowdfunding la intuición del inversor marca el camino y no existen garantías de recuperación del dinero si el proyecto fracasa. En el crowdlending, las garantías pactadas previamente por contrato protegen siempre al prestamista.

¿Te animas a participar en algún proyecto de crowdlending inmobiliario? Si quieres saber más sobre nuevas tendencias de inversión en real estate como la que acabamos de ver, no te pierdas este artículo.

Total
0
Shares