Plan Vive Madrid: objetivos y requisitos para los inquilinos

escala de la ciudad bajo el cielo azul
Foto por Jorge Fernández Salas en Unsplash

El Plan Vive Madrid es una de las grandes apuestas del mandato recién estrenado de Díaz Ayuso. Con la colaboración de inversores privados, la región se ha puesto manos a la obra para facilitar el acceso a la vivienda de alquiler a personas en situación vulnerable. La iniciativa se suma a otras ya activas desde 2008 como el Plan Alquila.

En enero, la Comunidad de Madrid puso en marcha uno de sus proyectos más ambiciosos en materia de alquiler de vivienda para los próximos años. Se trata del Plan Vive Madrid, una iniciativa a través de la cual el gobierno autonómico prevé levantar 25.000 inmuebles destinados al arrendamiento hasta 2028, 15.000 de ellos durante la actual legislatura de Isabel Díaz Ayuso.

Las viviendas, que se construirán en suelo público con 1.350 millones de euros de capital privado, se sacarán al mercado a precios asequibles para la población. De hecho, ya se ha iniciado la primera fase del proyecto, que cuenta con más de 700 millones de euros de inversión y que consiste en la concesión de 46 parcelas distribuidas en varios municipios de la región como Madrid, Torrelodones, Alcalá de Henares, Colmenar Viejo o Getafe.

En estos terrenos, las promotoras seleccionadas se encargarán de levantar un máximo de 6.646 viviendas. De hecho, a finales de abril, venció el plazo para que las empresas privadas interesadas en el desarrollo de las primeras viviendas de alquiler asequible pudieran presentar su propuesta. Además, con este plan, la Comunidad de Madrid también busca impulsar el mercado de trabajo, con la creación de cerca de 100.000 empleos (36.000 directos y 60.000 indirectos) durante la construcción y explotación de los activos.

¿Quién puede inscribirse en el Plan Vive Madrid?

El Plan Vive Madrid nació con un objetivo: facilitar el acceso a la vivienda a distintos colectivos en situación vulnerable. Entre ellos, destacan los jóvenes menores de 35 años, las familias numerosas, las mujeres víctimas de violencia de género, las personas con discapacidad y los mayores de 65 años. Según anunció Díaz Ayuso durante su investidura como presidenta de la Comunidad de Madrid, en la presentación de solicitudes, tendrán prioridad las mujeres embarazadas de hasta 35 años. 

En esta fórmula público-privada, los arrendadores serán las empresas privadas que construyan los activos. Asimismo, como la intención del plan es ofrecer una alternativa a aquellas personas que no pueden acceder a la vivienda libre ni al alquiler social, las rentas tendrán que ser muy inferiores a las que estipula el mercado. Concretamente, el alquiler mensual será hasta un 50% más bajo, con un ahorro medio de 3.000 euros al año para estos hogares. 

La Comunidad de Madrid ha sido uno de los primeros territorios del país en explorar este modelo de vivienda en alquiler asequible, que busca la colaboración de un inversor privado. No obstante esto, la propuesta aún no se ha ganado la confianza de grandes promotoras españolas como Metrovacesa o Vía Célere, que actualmente están centrando todos sus esfuerzos en sacar rendimiento a su propio banco de suelo y que dudan de la viabilidad económica de este tipo de proyectos.

Plan Alquila, la otra apuesta de la región

Mientras que el Plan Vive Madrid coge forma, la región cuenta con otro programa de ayudas destinado al alquiler de viviendas. Hablamos del Plan Alquila, una iniciativa en marcha desde 2008, que conecta propietarios con demandantes de inmuebles en régimen de arrendamiento, y que recientemente se ha ampliado con más ventajas para los menores de 35 años.

Si eres propietario, puedes inscribir tu vivienda a través de la web de la Comunidad de Madrid para recibir asesoramiento especializado sobre precios y también para buscar y seleccionar al inquilino con las condiciones de fiabilidad y solvencia adecuadas. Si eres arrendatario y participas en el programa, el Gobierno regional se encargará de ofrecerte apoyo en la búsqueda de vivienda teniendo en cuenta tus preferencias y posibilidades económicas, y pondrá a tu disposición varios recursos en su sitio web para que la tarea de encontrar el activo perfecto sea más sencilla.  

Aparte del asesoramiento personalizado en la primera etapa, a la hora de formalizar el acuerdo, ambas partes pueden beneficiarse de varios servicios de forma totalmente gratuita como, por ejemplo, seguro de impagos durante un año (dos años cuando el arrendatario es menor de 35 años), asistencia jurídica, y cláusula de sometimiento al arbitraje en caso de conflicto. Para más información sobre las ventajas del Plan Alquila, echa un vistazo a esta infografía.

1.137 nuevas viviendas en alquiler asequible en Boadilla, Pinto y Colmenar

La primera fase del plan, que incluye 1.137 nuevas viviendas de alquiler asequible en Boadilla, Pinto y Colmenar Viejo, en la periferia noroeste de Madrid, fue adjudicada a un consorcio. Las condiciones de la segunda fase del plan de colaboración público-privada están disponibles en el Portal de Contratación desde el viernes 29 de julio.

Paloma Martín, consejera de Medio Ambiente, Vivienda y Agricultura, visitando Wallex, 

La intención del Plan Vive es proveer de viviendas en arrendamiento un 40% por debajo del precio de mercado

El Plan Vive Madrid es una nueva iniciativa del Ayuntamiento de Madrid para ofrecer viviendas de alquiler un 40% por debajo del precio de mercado. Este plan pretende promover la construcción de 25.000 viviendas de alquiler asequible en los próximos ocho años.

El Gobierno de la Comunidad de Madrid ya ha licitado más del 20% del plan.

Desde el 29 de julio está disponible en el Portal de Contratación el pliego de condiciones de un lote de suelo con capacidad para desarrollar nuevos apartamentos.

Estas viviendas serán construidas por una empresa privada, en parcelas propiedad de la Comunidad, que las explotará durante los próximos 50 años. Boadilla del Monte albergará 524 nuevos inmuebles, Pinto un total de 400 y Colmenar Viejo tendrá 213 viviendas.

El nuevo contrato no contará con ayudas públicas para su desarrollo, ni recurrirá a los Fondos Next Generation.

El nuevo contrato no contará con ayudas públicas para su desarrollo, ni recurrirá a los Fondos de Nueva Generación. Esto ha sido posible gracias a una buena combinación entre localidades de mayor y menor poder adquisitivo, lo cual ha permitido balancear el presupuesto y no requerir recurrir a dichos fondos.

Por último, también se ha sabido que la Comunidad de Madrid no ampliará el plazo de vigencia, algo que se planteó seriamente para recibir más interés.

Total
0
Shares
Related Posts
WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com