Ayudas para la instalación de placas solares en 2021, toda la información

hombre con chaqueta negra y casco amarillo sosteniendo una caña de pescar en blanco y negro
Foto por Science in HD en Unsplash

Pese a la subida del precio de la luz y el abaratamiento de las instalaciones fotovoltaicas, parece que la población española aún no quiere subirse al tren del autoconsumo energético. En este artículo, te explicamos cuáles son las principales ayudas para la instalación de placas solares en 2021, tres tipos de subvenciones que pueden ser un gran aliciente para los indecisos.

Las subvenciones para la instalación de placas solares son un buen aliciente para aquellos hogares que quieren hacer frente a la escalada del precio de la luz y mitigar el cambio climático. De hecho, generar tu propia energía fotovoltaica en casa, aparte de ser una opción limpia y muy sostenible, supone una inversión que fácilmente se recupera en el medio plazo.

Actualmente, las ciudades concentran el 75% del consumo energético y son responsables de más del 80% de la contaminación. Sin embargo, las áreas metropolitanas de nuestro país tienen una dependencia energética del exterior que roza el 98%. Este último dato deja entrever el poco interés que todavía suscita entre la población española producir energía limpia en su vivienda.

Más que el miedo a lo desconocido y aunque en la última década el precio de los módulos solares haya descendido en más de un 80%, el principal obstáculo que impide que muchas familias instalen placas solares en sus hogares es el coste que conllevan estos sistemas. Esto ha provocado que, recientemente, el Gobierno español haya aprobado un marco regulatorio para impulsar el fomento de las energías renovables en el ámbito del autoconsumo.

La primera norma fue el Real Decreto Ley 15/2018, que supuso la eliminación del conocido como “impuesto al sol” y la simplificación de las trabas jurídicas y administrativas. La segunda batería de medidas que recibió luz verde fue el Real Decreto 244/2019: se habilitó la figura del autoconsumo colectivo en las comunidades de propietarios o en polígonos industriales; se redujeron aún más los trámites administrativos, especialmente en el caso de los pequeños autoconsumidores, y se estableció un mecanismo simplificado de compensación de la energía autoproducida y no consumida.

Bonificaciones fiscales para poner placas solares

Los avances en el contexto normativo están favoreciendo la popularización de los paneles solares en España. Con todo, lo que realmente está animando a los consumidores a generar su propia energía fotovoltaica son las bonificaciones fiscales que se ofrecen a nivel municipal, autonómico y estatal.

1. Descuento en el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI)

El IBI es un tributo anual y de pago obligatorio para los dueños de cualquier inmueble y supone una de las principales fuentes de ingresos de los ayuntamientos. Son las administraciones locales las que, de acuerdo con la legislación actual, eligen aplicar o no (y bajo ciertas condiciones) la bonificación de hasta el 50% de la cuota íntegra del IBI en aquellos inmuebles en los que se han instalado placas solares.

Según el último informe publicado en junio de 2021 por Fundación Renovables y Otovo, de los 759 municipios con una población superior a 10.000 habitantes que hay en España, 364 ofrecen bonificaciones sobre el IBI que favorecen el autoconsumo (el 48% del total). Además, por norma general, la bonificación se restringe sólo a los activos de uso residencial y tiene una duración de entre tres y cinco años.

Para los autores del estudio, si se les aplica una bonificación del 50% en el IBI durante cinco años, las familias que instalen placas solares pueden recuperar su inversión inicial en un plazo de tres a cinco años. Hacerlo antes o después dependerá de la ubicación del inmueble: “Por ejemplo, la producción anual de energía en el sur de España es mayor y, por esta razón, el período simple de retorno es más corto”.

2. Descuento en el Impuesto sobre Instalaciones, Construcciones y Obras (ICIO)

El ICIO es un impuesto que se paga al ayuntamiento cuando se realiza una construcción, instalación u obra para la que se exige presentar comunicación previa u obtener una licencia. Actualmente, varios municipios ya están sacando partido de este tributo para fomentar las instalaciones de autoconsumo entre sus vecinos.

Según la normativa vigente, las administraciones locales pueden aplicar una bonificación de hasta el 95% en el ICIO cuando el objetivo es implementar sistemas para el aprovechamiento térmico o eléctrico de la energía solar en los hogares. Como en este caso el tipo impositivo es muy bajo (en torno al 4% del coste de la construcción, instalación u obra), el ahorro asociado a este descuento es mucho menos atractivo que el del IBI.

Volviendo a los resultados del informe, de los 759 municipios españoles de más de 10.000 habitantes analizados, solamente 258 ofrecen bonificaciones para el autoconsumo tanto sobre el IBI como sobre el ICIO (el 34% del total). Cabe destacar que, las comunidades y ciudades autónomas con el mayor porcentaje de población que puede acceder a la bonificación simultánea del IBI y del ICIO son Ceuta, Aragón, Cataluña, La Rioja y la Comunidad de Madrid.

Título del mapa: Porcentaje de población con acceso a la bonificación simultánea del IBI y del ICIO gracias a la instalación de placas solares en su vivienda

Fuente: Incentivos fiscales para el autoconsumo en municipios de más de 10.000 habitantes (junio de 2021), Fundación Renovables y Otovo.

3. Deducción del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF)

La deducción del IRPF es otra ventaja que incentiva el desarrollo del sector del autoconsumo fotovoltaico en España. En este caso, no es un beneficio fiscal muy extendido, ya que, tomando como referencia la campaña de la Renta 2020, sólo lo aplican cinco comunidades autónomas: 

  • Comunidad Valenciana: Deducción del 20% de las cantidades invertidas en instalaciones realizadas en la vivienda habitual o en instalaciones colectivas del edificio para aprovechar fuentes de energía renovable o permitir el autoconsumo de energía eléctrica.
  • Islas Baleares: Deducción del 15% de lo invertido en mejorar la sostenibilidad de la vivienda habitual a través de, por ejemplo, la instalación de equipos de energías renovables para producción eléctrica.
  • Cantabria: Deducción del 15% de las cantidades satisfechas para obras de mejora de eficiencia energética y sostenibilidad realizadas en cualquier vivienda de su propiedad.
  • Castilla y León: Deducción del 10% de las inversiones realizadas en la rehabilitación de viviendas, incluyendo la instalación de paneles solares.
  • Región de Murcia: Deducción del 10% de las inversiones en proyectos de instalación de recursos energéticos de fuentes de energía renovable (solar térmica, fotovoltaica y eólica) en la vivienda habitual.

Por ahora, estas son todas las bonificaciones fiscales para la instalación de placas solares que existen en nuestro país. Pero esto sólo ha hecho que empezar, ya que se prevé que tanto a escala europea como nacional se siga estimulando a la población, mediante este tipo de incentivos, a generar su propia energía renovable para lograr una economía eficiente, sostenible y competitiva.

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Related Posts
WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com